Ya pueden reforzar el número de agentes. Ya pueden duplicar los mecanismos de vigilancia, poner cuchillas y alambres espinosos; ya pueden hundirse embarcaciones enteras, que las personas continuarán intentando llegar a Europa y muchos de ellos morirán en el intento. Mientras el primer mundo no redistribuya la riqueza y continúe ahogando, sometiendo y haciendo lo posible para que los países más pobres no avancen, ya sea saqueando o directamente dando apoyo a dictadores y sistemas corruptos hasta la médula que les aseguren materia prima barata, estos repartirán su pobreza en forma de emigrantes. Para que nos entendamos:

–No hay que darles el pescado. Hay que enseñarles a pescar…
–Pues suelta el río, cabrón.

El discurso neoliberal es aberrante: “Quédate en tu país (púdrete ahí), que el progreso y el desarrollo capitalista llegará a todas partes. No seas impaciente, hombre”, mientras hacen lo posible para que no llegue nunca, o se demore en exceso, ese avance. La única solución factible sería cambiar de sistema económico, político y social. Un sistema más justo, equitativo y humano. Los países pobres son la cloacas del sistema capitalista y muchos de sus habitantes quieren salir a la superficie. Es mentira lo del desarrollo global que llega con el capitalismo. Hay países donde el capitalismo ha llegado en su forma más salvaje. Donde casi toda la riqueza es privada y el estado de bienestar, que garantice cubrir las necesidades básicas a través de un sistema de seguridad social y solidaridad, así como que fomente el desarrollo, es muy débil.

Es mentira que el desarrollo llega a todas partes con el capitalismo. El desarrollo ha de ser sostenible y este sistema no entiende de sostenibilidad ¿Qué pasaría si ahora toda África se industrializase y se convirtiese en una sociedad consumista? ¿Qué pasaría si, por ejemplo, en China y en la India todos quisiesen tener coches y electrodomésticos? ¿Le vas a negar a esas regiones aquello que llevas haciendo años? Los recursos del planeta se acabarían en días, así que prefieren continuar con este sistema y dejar en las cloacas a los demás, antes que diseñar un sistema más justo, global y humano, que sea sostenible y garantizase los derechos fundamentales del ser humano. Se podría cambiar, pero no se quiere y tampoco se educa para ello. Sólo hace falta ver la reacción de la gente ante estas tragedias: “¿Qué podemos hacer?” El hombre hace más de 40 años que llegó a la Luna y aún no sabe (no quiere) erradicar la pobreza.

Seguimos pensando que el problema de la pobreza, el hambre, la enfermedad y la sed es sólo problema del que la padece, cuando es un problema de la humanidad. Seguimos siendo unos egoístas, unos insolidarios y unos desconsiderados. Podemos pensar y decir que “no es nuestra culpa”, pero sí, lo es, algunos directamente, otros como cómplices aunque sólo sea por el mero hecho de votarles, y cualquier forma de excusarse, es tirar de cinismo:

m. Desvergüenza o descaro en el mentir o en la defensa y práctica de actitudes reprochables.

Compártelo en...
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR