A lo largo de la Historia, los judíos han sido perseguidos, echados y masacrados en todas partes, con mayor o menor intensidad, bajo cualquier credo o corona. Su punto álgido fue la Shoá, el holocausto nazi, donde directamente se les quiso exterminar de la faz de la tierra. Con estas premisas, algún cínico podría pensar que algo habrán hecho, ¿no? Algo habrán hecho para llegar a esas situaciones, que prácticamente tienen la culpa en mayor o menor medida. Decir ésto es una aberración, en cambio uno puede decir que si hay pobres y miserables en el mundo es porque algo habrán hecho y recibir palmaditas en la espalda como si fuese el mismísimo J. M. Keynes. Uno puede decir que algo habrá hecho la mayor parte de la población mundial para ser miserables y unos muertos de hambre.

No es el sistema capitalista, no es el intervencionismo, no son las colonias, no son los presidentes de esos países puestos como monigotes por potencias extrajeras y el mercado internacional para salvaguardar sus intereses; ni las deudas con intereses que no pagarán en 500 años. No son los sátrapas de esos países, tan amigos de las potencias del primer mundo. No es nada de eso: Algo habrán hecho para ser pobres. Con todas las oportunidades que te otorga el sistema, si no llegas, es que no vales, es que eres tonto. Es que mereces estar ahí.

“La pobreza no es un accidente. Como la esclavitud y el apartheid, es una creación del hombre y puede solucionarse con las acciones de los seres humanos”  Nelson Mandela.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies