Quisiera
un sábado cualquiera,
al alba,
que marcháramos a trotar,
hasta agotar las fuerzas.

Y regresar
a esa cabaña,
o tienda,
o refugio,
y desayunar(nos)
pletóricos, endorfínicos…

Tras
cada montaña,
o cresta,
o risco,
y extasiarnos,
tendidos, rendidos.

Compártelo en...
Share on Facebook83Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR