El islam no es un país, ni una raza, ni una etnia, ni una localización geográfica: No existe islamolandia. El islam es una de las religiones abrahámicas junto al cristianismo y el judaísmo; y puede ser practicada por cualquier persona independientemente de su raza o cultura; o sea, un español llamado Pepito, un inglés llamado John o un chino llamado Lin, pueden ser musulmanes.

Desde occidente se suele confundir árabe con islam, cuando el país con más musulmanes no es ningún país árabe o de lengua árabe. El país del mundo con más musulmanes es Indonesia, que posee nada más y nada menos que 200 millones de indonesios que practican el islam.

No todos los árabes son musulmanes. No todos los musulmanes son árabes. No todos los iraníes son musulmanes. La mayoría de iraníes son musulmanes pero no son árabes. No todos los marroquíes son árabes. No todos los judíos son sionistas. No todos los judíos son sefardíes. No todos los judíos son arquenazíes. No todos los judíos son mizrajíes. No todos los judíos son falashas. No todos los musulmanes son suníes. No todos los musulmanes son chiies. No todos los musulmanes hablan árabe. No todos los judíos hablan hebreo. Hay cristianos que hablan árabe. Judíos que hablan árabe. Hay árabes judíos y árabes que hablan hebreo… No todo es tan simple como parece.

“Árabe” se puede referir a los habitantes de la península arábiga o a un idioma. Árabe no es sinónimo de islam. ¿Por qué explico todo esto? Para que nadie se caiga de la silla cuando diga que la palabra “Alá” no significa “Dios de los musulmanes”. Alá sólo es como se dice en árabe Dios. De hecho los judíos y los cristianos árabes o de lengua árabe utilizan también la palabra “Alá” para referirse a Dios. Y sí, como he dicho antes, hay cristianos que hablan árabe y judíos que hablan árabe. Desde occidente se ve raro. Creen que los cristianos o los judíos que hay en países de lengua árabe son extranjeros, cuando en verdad llevan allí,en esos países, siglos. De hecho el cristianismo nace en oriente próximo y no en Europa como algunos parecen creer. O sea, en esas zonas, hoy países de lengua árabe, hay cristianos  antes que en Europa. A occidente le cuesta entender que el cristianismo, pilar de la civilización occidental y seña de identidad, no es autóctono de Europa sino de Oriente Próximo.

Una vez explicado esto, os quiero contar la bella leyenda de los 99 nombres de Alá según los musulmanes de lengua árabe:

Alá posee 100 nombres. Al crear la tierra se guardó para él los 100 nombres más hermosos. El nombre número uno es el de Alá. En árabe hay muchos nombres que empiezan con el sufijo Abd el-. Por ejemplo: Abd el-Rahman, Abd el-Nour, Abd el-ouahed, Abd el-krim, etcétera. Ese sufijo, Abd el-, significa “servidor de”; y lo que le sigue es uno de los nombres de Dios, que son tan hermosos que sólo él puede llevarlos sin necesidad de dicho sufijo. Si uno se mira la palma de la mano izquierda verá una V al revés seguida de una línea. Acto seguido, si se mira la otra palma, verá la misma V y la misma línea pero en diferente orden. En numeración árabe una V al revés seguida de un palo es el número 81; entonces, al revés, un palo seguido de una V al revés es 18. Si sumamos 18 más 81 da 99. En nuestras manos poseemos los 99 nombres de Alá, pero nadie sabe el nombre que hace 100; sólo a los camellos del desierto se les confió el último nombre, el más hermoso, por eso, estos animales, andan solos por el desierto, a paso lento, con el pecho y cuello erguido y con la mirada al frente, pues van orgullosos de guardar tal tesoro.

Compártelo en...
Share on Facebook429Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR