Creada y dirigida por Jenji Kohan (Weeds), basada en el libro autobiográfico del mismo título de Piper Kerman. Emitida por Netflix en junio de 2013, está previsto el estreno de su segunda temporada en junio de este año.

 

La serie transcurre en una prisión para mujeres. Toca todos los tópicos sobre cárceles y cárceles de mujeres, desde un punto de vista rebosante de humor y de ternura, a pesar de las situaciones terribles y extremas en las que se ven las reclusas. El abismo diferencial con el mundo exterior, los equilibrios de poder entre guardias y presas, las peleas y luchas internas, los amores, las traiciones y mentiras; todo lo que sucede en una sociedad, en este caso, limitada por rejas.

 

Gran parte de la serie son flashbacks de las vidas de los personajes antes de entrar a la cárcel. Esto no resulta cargante; todo lo contrario: sirve de explicación necesaria de los comportamientos actuales; salvo en el episodio piloto, en el que abusan del recurso.

 

La serie está notablemente documentada en todo lo referido al sistema de prisiones, juicios, apelaciones, etcétera. También es muy realista en cuanto a la imagen, las ropas que llevan (de color naranja las recién llegadas) y algo muy de agradecer; el maquillaje que usan las reclusas es sólo el que consiguen intercambiar.

 

Los personajes están magistralmente trazados por la pluma de la creadora. Como en otras series, enseña lo que son. No los juzga, sino que los muestra con sus defectos y virtudes. Es difícil no sentir agrado o aversión por cada uno de ellos. La mayoría de los protagonistas son mujeres, aunque los hombres están igual de magníficamente representados.

 

Protagonistas:


– Piper Chapman. Treintañera blanca, neoyorquina, de buena familia, prometida y comenzando un negocio, cumple condena por delitos cometidos diez años atrás.

 

– Alex Vause. Narcotraficante, sibarita, exnovia de Piper; ésta transportaba su dinero negro, y por ello entra en prisión.

 

– Galina “Red” Reznikov. Rusa, cincuentona, rotundamente intransigente, está a cargo de la cocina de la cárcel.

 

– Tiffany “Pennsatucky” Dogget. De algún barrio de caravanas, con dientes de fumadora de metanfetamina. Predicadora católica, convencida de que Dios la pide que torture o mate.

 

– Larry Bloom. Prometido de Piper, judío, hijo de abogado, se declara escritor aunque no pasa de columnista en ciernes.

 

– Sam Healy. Consejero en prisión de Piper. Ignorante, irresponsable, con fobia exagerada hacia todo lo que considera lésbico.

 

– George “Pornstache” Mendez. Guardia corrupto y pervertido, se aprovecha de todo y de todos los que puede.

 

Lo que más engancha es observar la evolución de los personajes, el cambio en sus comportamientos a través de las semanas y los sucesos. Cómo unas pasan de no querer verse, a quererse, y a no soportarse de nuevo; otras cambian de mirarse mal a respetarse y ayudarse. Cómo se tejen y deshacen las telarañas de las relaciones sociales. Cómo, en un espacio reducido y limitado, todas las prioridades se reordenan y reacomodan entre antiguas nimiedades; cómo se magnifican los sentimientos y se desestima la superficialidad. Y cómo, cualquiera, si se ve contra las cuerdas, puede revolverse y pelear a lo kamikaze o rendirse, arrodillarse y tragar.

 

CAM00639

Galina “Red” Reznikov. Cocinará para ti. O no.

 

Los títulos de crédito

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies