Ayer soñé que era aire

para poder susurrarte mil y una vez

y mezclarme

con las palabras que salen de tu boca.

Tú y yo, uno solo

 

Ayer soñé que era agua

para poder deslizarme mil y una vez

y beber

las lágrimas efímeras que llora el desierto.

Tú y yo, uno solo

 

Ayer soñé que era fuego

para poder encender en ti ingrávidas pasiones

morderte,

transformarte, besarte y quemarme

Tú y yo, uno solo

 

Ayer soñé que era tierra

para poder enredarme en tu sombra

y buscarte

pensando día y noche en no pensarte.

Tú y yo, uno solo

 

Ayer soñé que dejaba de soñarte,

que ya no quedaban sueños como los de antes.

Y nos hicimos verbo,

logrando ser invisibles en un eterno y efímero instante.

 

Fotografia: Perceptions

Compártelo en...
Share on Facebook14Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR