El 7 de abril se cumplen 100 años del aniversario de Billie Holiday, la dama del jazz, una incomparable y desgarradora voz, considerada por muchos la mejor voz del s XX. Billie Holiday siempre será recordada por su voz, pero también por sus canciones, sobre todo por la canción Strange Fruit, compuesta y escrita por Abel Meeeropol, un profesor judío de origen ruso afiliado al Partido Comunista de los Estados Unidos, después de ver la foto del linchamiento de Thomas Shipp y Abram Smith y que vosotros podéis ver como portada de este artículo. Una foto que le acompañó y torturó toda su vida y en la que se basa para componer la canción.

Esta canción está considerada por la revista Time como la mejor del s XX. Una canción de apenas tres estrofas, directas al cuello, que podríamos leer en la punta de un cuchillo. Una canción desoladora, desgarradora, poética, triste y que hunde a uno en la miseria al recordar lo mísero que puede ser el ser humano. Una canción que deja a la foto en cosa de niños, que la acentúa hasta hacerla arder, hasta que inyecta tus ojos en sangre y te hace avergonzarte de tu especie; directa al pulmón, devastadora. Una canción que te coge por el cuello, no te deja escapar y te lleva, como si fueses un cordero de camino al matadero, al sitio del crimen para que mires sin pestañear el horror y sientas culpa y vergüenza por unos actos que nunca cometiste, para pasar descalzo por las brasas candentes de un fuego que tú nunca creaste ni alimentaste.

Esta canción te hunde, pero luego te reflota y te da energía para seguir en la lucha, para luchar contra el racismo con entrega y entereza, para intentar educar y erradicar de una vez por todas la verdadera fruta extraña y podrida: La fruta del racismo y la intolerancia.

Estamos hablando del siglo XX, en los EEUU del siglo XX. En los EEUU de apenas hace unas décadas. En los años 60, siendo la primera potencia mundial, aún se linchaban a negros sólo por ser negros. Esos EEUU racistas, aberrantes y xenófobos que aún arrastra esa lacra de la discriminación aunque de cara a la galería se ha lavado la cara. Películas como Arde Mississipi y 12 años de exclavitud también reflejan con todo tipo de detalles el racismo de EEUU y también, al igual que esta canción, te dejan abatido y con los puños bien cerrados entre una mezcla de frustración, impotencia, rabia, asco y vergüenza, pero esta canción lo consigue en apenas tres párrafos y tres minutos.

A raíz de la carta que escribí al alcalde de Badalona, se puso en contacto conmigo un diario de Marruecos para que escriba un artículo sobre racismo en España. Les dije que encantado lo escribiría, pero que a cambio me dejasen escribir otro sobre racismo en Marruecos, ya no sólo por los subsaharianos, sino entre los propios árabes y bereberes de Marruecos . Me dijeron que no. Para mí el racismo es una lacra y una aberración tanto aquí como en China, Vietnam o México. Me da exactamente igual de dónde venga y en qué dirección vaya. Al racismo hay que atacarlo en todas partes y desde todas las direcciones. Yo no podría salir del río y no ayudar a otro a salir también. No podría sentarme en la orilla mientras el otro se ahoga. Soy de los que se ahogan por salvar al otro, aunque no sea de los “míos”. Todos somos seres humanos y todos merecemos vivir con dignidad en todas partes del mundo. Y creo que la clave es no dejar que el “otro” se ahogue o le ahoguen sólo porque tú estás a salvo en la orilla. Esta es la única certeza absoluta que tengo.

“De los árboles del sur cuelga una fruta extraña./ Sangre en las hojas, y sangre en la raíz. / Cuerpos negros balanceándose en la brisa sureña. / Extraña fruta cuelga de los álamos./Escena pastoral del valiente sur. / Los ojos saltones y la boca retorcida. / Aroma de las magnolias, dulce y fresco. / Y el repentino olor a carne quemada. Aquí está la fruta para que la arranquen los cuervos. / Para que la lluvia la tome, para que el viento la aspire, para que el sol la pudra, para que los árboles lo dejen caer./ Esta es una extraña y amarga cosecha”.

 

Compártelo en...
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR