En uno de los extremos de la calle del Mar, el que da justo al mar y deja al otro extremo la montaña, se encuentra la sala El Reecuentro. En ese recinto mágico, entre restaurante y cafetería, entre galería de arte y taberna, pasando por sala de conciertos, inauguró el joven ibicenco Jordi Juan  la exposición Ibiza West Coast; convirtiendo el lugar en un osario de especies autóctonas, creadas y fingidas. Calle del mar, El Reencuentro, Jordi Juan, Ibiza West Coast, Sant Antoni de Portmany, Ibiza y Negratinta.

-¿En qué consiste Ibiza West Coast ? ¿Cómo surgió la idea?

La mayoría de la colección de cuadros son huesos y surgió a raíz de la proposición de un amigo que tenía un hueso y me dijo “oye, hazme algo creativo con esto”; y se me ocurrió hacer un cuadro. Como quedamos tan contentos los dos con el resultado me propuse hacer más cuadros; me puse a buscar huesos, a buscar material, marcos y fondos y empecé a crear obras dando cada vez más poder y potencia a los cuadros; cambiando los marcos y jugando con el fondo de capitoné en cuero o satén brillante con tachuelas.

– ¿Y qué te tipo de animales son?

Hay huesos de cabra, de rata, de ave y también huesos de animales desconocidos.

-También veo que vas combinando y creas cráneos de animales que te inventas, como por ejemplo el Kiwi ibicenco

No es que me guste combinar y crear animales inexistentes, pero sí, está el Kiwi ibicenco, que es un cráneo de gato y un pico de gaviota que, como no estaban completos, no los podía usar tal cual porque les faltaba una parte: ¡Que lástima que te encuentres un hueso interesante y que no esté entero! Se me ocurrió juntarlos y salió un cráneo de un pájaro distinto y que no existía; y dije “Si no existe lo que he creado lo llamaré Kiwi ibicenco, que tampoco existe” Dos cosas que no existen, ni el Kiwi ibicenco ni la calavera que yo he creado.

– Tú eras profesor de la asignatura de materiales en Elisava, Barcelona. ¿En qué consistía esa asignatura?

Sí,estuve dando clase de materiales en Elisava, que es donde yo me gradué. Las clases, enfocadas al mundo del diseño, ingeniería y arquitectura, consistían en dar una historia sobre los materiales, la importancia de los materiales durante la historia y la evolución del ser humano; y después una introducción a los materiales, una clasificación de los materiales. Después materiales innovadores, que era a lo que me dedicaba principalmente: Conocer materiales innovadores, saber cuales son sus propiedades y sus posibles aplicaciones.

– ¿Tiene algo que ver lo que estudiaste sobre los materiales con lo que haces ahora?

En realidad no mucho, aunque no dejan de ser materiales lo que yo utilizo aquí en las obras. Pero en lo que yo trabajaba era en materiales innovadores enfocados a la investigación y desarrollo. Mi trabajo era más de ingeniería y aquí estoy haciendo un trabajo artístico. Son dos campos muy distintos. Además, en muchas obras he tenido problemas a la hora de acabar porque como ingeniero lo quiero perfecto pero como artista no se puede ni vale la pena. Son como dos mundos que chocan.

– También lo que se ve en tu obra es, aparte de la estética, que está muy conseguida, una segunda vida que le das a los materiales, como las pelvis de cabras, que las has colgado de una forma que parecen que sean calaveras o máscaras.

Sí, lo que me gusta de según qué huesos, porque la calavera de cabra con cuernos no puede ser otra cosa, pero una pelvis girada parece un cráneo y eso me gusta, es descontextualizar un objeto. Le das otra forma, lo cambias de sentido o le pones otro fondo y parece otra cosa distinta; y este juego me gusta. Las pelvis de cabra son una, pero las cabezas de dragón no son cabezas de dragón, son pelvis de pájaro. Yo no sé qué pájaro es porque no me he puesto a investigar y no me interesa que pájaro es. Me interesa que el hueso tiene forma de calavera de dragón y lo expongo así.

Ibiza west coast central

– También tienes un cuadro que es una calavera de oro, que parece que no tenga nada que ver con los demás. ¿Por qué una calavera de oro?

La obra se llama cambié mi riqueza por un poquito más. Está obra es una calavera dorada que llora sangré sobre una cama de satén con capitoné de pinchos. Para mí representa la avaricia. Al que era muy rico, pero no tenía suficiente y quería más, la avaricia le llevo a ninguna parte, a tener un esqueleto de oro y una cama de Satén con pinchos, mientras llora sangre y se lamenta.

– O sea, detrás de la estética de algunas obras hay una idea,una conceptualización.

Sí, quizás un mensaje. Luego está el de la buena suerte y la mala suerte, que lo represento con una herradura boca abajo con un poker de ases. O el de piratas de terciopelo, que es la bandera de pirata pero con una calavera de Swarovski y las dos tíbias de huesos de cabra pintados en negro con un fondo de terciopelo rojo.

-También llama la atención una huevera de oro que está en un cuadro.

La huevera es un homenaje. La obra se llama Monumento en Homenaje y es un homenaje al cartón de huevo por su servicio en cuanto a insonorización en los locales de ensayos. La mayoría de músicos del mundo han crecido musicalmente entre cartones de huevo y me parecía que se merecía un homenaje; así que pensé en hacer una huevera de oro porque al igual que el disco de platino se lo dan al artista después de un número de discos vendidos, la huevera merecía un renonocimiento en oro.

– Vienes de una familia de artistas, como son los Hormigo, muy conocidos en Ibiza. Quizás ya te viene esta vocación de lejos.

Sí, he crecido en un ambiente con artistas. No puedo decir que he estado todos los días con artistas, pero cuando íbamos los fines de semana con la familia, íbamos al taller de mi tío Antonio y mi tío Antonio está trabajando la madera todos los días; entonces he crecido entre virutas de la talla de obras de arte. Luego está mi primo Pedro, que tiene una edad más cercana a la mía, y tenemos una muy buena amistad. Nos llevamos muy bien y a mi me alucina lo que él hace y lo he visto evolucionar desde que yo tengo uso de razón. El hace bronce principalmente pero también hace otras cosas distintas y aprendo mucho con él. Sí que he mamado algo de ahí pero nunca me había atrevido a hacer nada porque mi mentalidad es más de ingeniero, más cuadriculado, más metódico y el arte precisa todo lo contrario. Al final es algo creativo, da igual lo que hagas, si es diseño, ingeniería…al fin lo que me mueve es la creatividad.

– ¿En qué te encuentras trabajando ahora?

Ahora estoy con la tinta de calamar. Los huesos los seguiré haciendo pero los hago según voy encontrándolos. No puedo hacer todos los días porque no todos los días te encuentras con huesos, pero he empezado a pintar con tinta de calamar, a modo de tinta china, y estoy haciendo pruebas para usar como pinceles, escobas, plumeros y fregonas, pintando en papeles o telas de dos metros de largo. En gran gran formato

-Todos los animales son de aquí, hasta las partes de los animales inventados son de aquí, menos uno, que parece un Bufalo Tailandés.

Sí, es el típico Búfalo Tailandés que el padre de un amigo importó para vender y cuando yo empecé a hacer esto se me ocurrió que a lo mejor le quedaba alguno a la venta, y que seria muy interesante trabajar con una calavera tan grande. Me lo cedió y me hizo un favor enorme porque tiene mucha fuerza, ya no sólo por el tamaño y la forma. Estoy muy contento de haber encontrado un hueso que aquí no podría haber encontrado

-¿Y en qué te inspiras? Porque aunque la mayoría sean animales de Ibiza, tiene todo un cierto aire a los desiertos de los EEUU

Sí, las influencias son musicales, las imágenes que ves en videoclips o la típica película americana del desierto, la bandera de pirata típica… Y el abotonado de los fondos surgió no se bien cómo pero le da tanto poder a la obra que decidí hacer más pero distintos. Distintos botones y distintos veteados y al combinar se crean cosas muy potentes. Son combinaciones de cosas que yo ya conocía

– ¿Serías capaz de hacer obras de arte con los huesos de los seres humanos?

Yo creo que no… Tampoco es algo que me llame la atención hacer.

-¿Por respeto?

Por respeto al fallecido. También quiero decir que los huesos yo no los limpio. Los huesos que tengo en mis obras me los encuentro tal cual están aquí, no cojo huesos de la carnicería ni huesos de un animal de todavía está en estado de descomposición. Mucho menos sacrificar ningún ser vivo.

-Sería hacer un poco de trampa. Dejas que la madre naturaleza acabe todo su trabajo.

Exacto. Claro, el hueso lo encuentro limpio y lo prefiero así,cuando la naturaleza acaba el trabajo de limpieza y biodegradación. Alguna vez me han ofrecido un hueso que aún tiene carne y no lo quiero. Yo con eso no trabajo. Yo trabajo con hueso.

Ibiza west coast toro

Ibiza west coast 1

Ibiza west coast 2

portada (1)

Fotografía: Nathalie Schbath

Compártelo en...
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR