Cash

Si tuviese que escoger una entre todas las canciones que rodean mi vida, escogería el cover Hurt, de Johnny Cash (la canción original nada despreciable es de Nine Inch Nails). Lo digo, hoy tarde de sábado lluviosa con regusto a vacaciones. Tarde de digestión pesada y sopor rural.

Hurt es un latigazo psicológico a lo más oscuro de nuestras almas, habitualmente sucumbidas a la dictadura del día a día. Una puerta que se cierra lentamente y nos sumerge en una oscuridad absoluta en la que, sorprendentemente, nos encontramos a gusto. Bienestar de placenta. Nos envuelve, brota el llanto, el recuerdo, la nostalgia, el fatalismo. What have I become? ¿En qué me he convertido? ¿En qué nos hemos convertido? Nos pregunta un Johnny Cash vestido de cuervo, moribundo (moriría siete meses después de haber grabado el videoclip). Un imperio, el imperio de suciedad, la que nos rodea, la que producimos. Todo se vuelve abstracto en este infierno de guerras de hambre,y refugiados en el barro y el dolor. I focus on the pain y esa guitarra siguiendo el compás que acompaña el latido de nuestros derrumbados corazones. Lírica para la supervivencia del alma.

Aparece ese Johnny Cash joven y apuesto. La imágenes se aceleran, como se acelera la vida, también la muerte. Mandíbula tosca, mirada al frente, a cámara. Y te das cuenta de la podredumbre del paso del tiempo, de la vejez que acecha. Y quieres vomitar, y morir en ese mismo instante. Desaparecer.

Tras escucharla once veces, ya estoy preparada para saltar por la ventana y dejar que la raza humana se siga destruyendo. Me acuerdo de un poema que escribí el año pasado y trago saliva para calmar una ansiedad crónica que se acerca galopante. ¡Vivid malditos!

Vivid, malditos

¿Vivir al límite?

Mejor rozando la distorsión.

La sinrazón.

Romanticismo, Goethe y Beethoven.

¿Es que acaso no morimos cada día?

Segundo a segundo.

Lo efímero de la existencia.

¡Vivid, malditos!

Ahí va un poquito de muerte.

Y tú, sin darte cuenta.

Las citas que rigen mi vida

son opiniones de extrarradio.

¿Respirar?

Prefiero tragar,

vomitar la tragedia.

May I never be complete,

My I never be content,

May I never be perfect.

¿No te has dado cuenta?

incompleto,

infeliz,

imperfecto.

Mediocre,

asimílalo ,the game is over.

¡Vive, maldito!

Acepta tu inexistencia indigna,

difumínate.

Se viento,

cuando mueras,

serás ceniza.

Polvo.

Enérvate y blasfema.

No te queda tiempo para jugar.

Sé un necio

e incompetente,

y haz de ello una virtud.

“Precisamente esta vida es tan sólo una mezcla de algo puramente fantástico, de un

ideal fervoroso, y al mismo tiempo, no obstante, de lo turbio cotidiano y lo monótono

habitual, por no decir de lo vulgar hasta la exasperación”. Dostoievski

Born in tears.

Born in purple.

Red of blood.

Morir o Matar.

Haz de tu camino una existencia baldía y turbia,

deja de soñar.

Mantén la voluptuosidad en medio de tus miserias.

Tortúrate y renace,

eres un Fénix.

Compártelo en...
Share on Facebook395Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR